Al Duque se le nombrará gobernador civil vitalicio de Palencia para compensarle.
    Las patentes de la sobrasada y el tanga de la Infanta Cristina no entran en el acuerdo.

Madrid, redacción.- Después de varios meses de rumores, éste lunes se ha confirmado que Iñaki Urdangarín ha firmado un pacto con la Fiscalía de Palma de Mallorca: devolverá el Ducado de Palma de Mallorca a la comunidad autónoma balear a cambio del indulto por sus delitos.

Según nuestras fuentes, se le permitirá conservar el título de Vizconde de Menorca, pero contra su compromiso de pagar el salario mínimo a los juglares y bufones de sus fincas agrícolas. En Menorca, Urdangarín tiene un total de 400 hectáreas donde cultiva aloe vera para las multinacionales farmacéuticas.

La noticia se ha filtrado inesperadamente, cogiendo a la Familia Real ocupados en sus responsabilidades. El Rey Juan Carlos está de viaje privado a las Seychelles, dedicado a la pesca de delfines con misiles tierra-aire, y Su Majestad la Reina estaba peinando el último rebaño osos panda llegados de China. La reina suele recibir a los osos panda en el ala norte del palacio, la misma que se utiliza para recibir a los embajadores de Montecarlo, San Marino y Estonia.

El portavoz de la Casa Real, Coronel Antonio Alamán, ha comentado en su twitter que “si es necesario volver a conquistar Mallorca lo haremos y esta vez con napalm“. Por su parte en el pequeño pueblo de Sa Pobla, los casi 3.000 siervos que tiene en su finca de sandías el Duque de Palma han acogido la noticia con enorme alegría, y algunos han intentado bailar a pesar de llevar los pies atados con grilletes y las manos encadenadas a la espalda.

Cuanto queremos al Señor Duque” nos decía una esclava entrada en años “siempre que viene en Navidad nos tira unos quicos al aire para ver como nos peleamos por ellos“.

 Se trata de un cambio histórico de gran envergadura, pues Mallorca fue la primera conquista de la dinastía Bourbon que se ha privatizado. Otras fuentes indican que las patentes sobre la sobrasada, las ensaimadas y los tangas ibicencos, que son propiedad de la Infanta Cristina, no son parte del trato con la Fiscalía.