El aeropuerto de Barajas saturado por la llegada de científicos de todo el mundo.
Una de las hormigas de Pablo Motos  y tres ladillas de un cámara resultaron heridas con quemaduras de tercer grado.

 Henry Chin, Madrid.- El pasado jueves, un experimento fallido en el plató del programa “El Hormiguero” dio lugar a que se redescubriese el fuego, que estaba escondido en la caja de fusibles del plató. Tanto la productora como todos los implicados han acordado guardar silencio sobre el incidente, seguramente por órdenes del Ministerio del Interior y la C.I.A.

 A las 19:30 h. se decretó alerta roja y los guardias de seguridad de Antena 3 crearon un cordón de seguridad alrededor del plató.

 Mientras tanto el aeropuerto de Barajas se saturaba de vuelos charter cargados de científicos extranjeros que acudían a ver el extraño fenómeno. Los primeros en actuar han sido los historiadores del fuego, que han debido recurrir a viejos archivos para encontrar la fórmula para que no se apagase la hoguera.

 El fuego había desaparecido a nivel mundial poco después de las olimpiadas del año 2.016. El Profesor de historia del fuego de la Universidad de Salamanca Doctor Joaquín Cinerao  explica que “a su desaparición contribuyeron la llegada del microondas y los tejidos ignífugos, y sobretodo la pena de muerte para los fumadores aprobada  en enero del año 2.014 “.

 Se prevee que el redescubrimiento del fuego puede ayudar a reactivar el sector turístico, por la gran cantidad de científicos y turistas de alto nivel que vendrán a estudiar el fenómeno. Incluso a día de hoy se pueden encontrar varios anuncios de subastas en Ebay en que se vende “fuego de Madrid”, si bien las autoridades policiales han advertido que se trata de burdas imitaciones.

 Por desgracia una de las hormigas de Pablo Motos y tres ladillas de un cámara resultaron heridas resultaron con quemaduras de tercer grado por el incidente, falleciendo poco después en el hospital veterinario Santa Esperanza Aguirre de Toledo.