Era el último miembro del triunvirato sagrado que se mantenía fuera de la política.
 Toni Cantó está encantado con la noticia.

Vaticano, corresponsal.- La Santísima Trinidad está que trina: el Espíritu Santo acaba de afiliarse al partido político UPyD (Unión, Progreso y Democracia).

El único de los tres miembros de la troika religiosa DIOS (Padre, Hijo y Espíritu Santo) que hasta ahora permanecía independiente, ha decidido ingresar en el partido de Rosa Díez. Curiosamente le ha correspondido el número de afiliado 666.

Recordemos que el Padre forma parte de la ejecutiva nacional de Alianza Popular, actual PP, desde su fundación. Y el Hijo se afilió al PCE (hoy está en IU) cuando se celebró el referéndum de la entrada en España en la OTAN en 1986. Sólo el Espíritu Santo se había mantenido neutral, y hasta ahora no se había inclinado por ninguna opción política, pero los tiempos cambian, y siguiendo el calendario Leggins-Pirelli para 2.012 el Espíritu Santo ha decidido por fin tomar partido.

“Toni Cantó está encantado”, ha declarado la diputada Rosa Díez, quien tras la rueda de prensa improvisó -visiblemente colocada- la canción “Una paloma blanca nos ha venido a ayudar…” imitando según unos a Esperanza Aguirre y según otros a María Ostiz.

La secretaria general de UPyD comentaba a la salida “Esta vez no me he enterado por la prensa sino que ha sido el propio Espíritu Santo quien se ha puesto en contacto conmigo a través de una lengua de fuego que no me ha quemado las entrañas porque, como saben, soy incombustible”.

La decisión del Espíritu Santo probablemente hará que se incremente el número de afiliados a UPyD, ya que algunos de sus asesores también han decidido incorporase al partido: Trinidad Jiménez (ya ex PSOE), Mari Trini -resucitada para la ocasión- y el propio Trinidad Tobago, que se ha manifestado partidario de “acabar con el paro, el chabolismo y con la vaguería“.