Muchos de sus fans lo estaban pidiendo en twitter y facebook.

Rasmussen pide que todos marquen la X de la OTAN en su declaración de Hacienda para destinar el 1% del IRPF a las compras de napalm.

En una emotiva rueda de prensa, el secretario general de la OTAN en Bruselas Helmut Rasmussen ha comunicado que la organización abrirá una cuenta corriente para donativos, y que tomará otras medidas “para acercarse más al pueblo y fomentar el voluntariado en bunkers y campos de minas “.

Los gastos de los contingentes de paz de la organización, actualmente destacados en 18 países se han incrementado un 64% éste año. Sobre todo por la subida de precios, que se ha hecho notar en el sector de la pintura de camuflaje.

La guerra de Vietnam sería imposible hoy, con el precio al que está la pintura” nos dice entre sollozos un sargento psicópata que prefiere no ser identificado.

Y lo peor es que la OTAN ha dejado de pagar a algunos proveedores locales de toda Europa. Este es un extremo desconocido para el gran público, que la mayoría de las bombas y armamento de la OTAN se montan en pequeños talleres de pueblo, o en salones de geriátricos por abuelos, incluso en autocares del IMSERSO de viaje a su destino pre-veraniego.

Pueblos enteros dedicados a la artesanía del napalm y las bombas mariposa han desaparecido por toda Europa, especialmente en España, que es el 9º fabricante mundial de armas. Aquí los impagos de la OTAN llevaron a que la semana pasada se interrumpiese el suministro de cartucheras, gorras y metanfetamina a la base americana de Rota.

De la base de Jerez de la Frontera, ni siquiera la intervención de la Plataforma Stop Desahucios pudo impedir que el Juzgado vaciase la base el pasado 26 de mayo, dejando en la calle dos docenas de cazas F-16, 3 misiles termonucleares, y cajas de armamento pesado, light y zero.

Ante estas medidas extremas, el Secretario General Sr. Rasmusen indicó que “Tras consultar en twitter se nos ocurrieron dos ideas: abrir una cuenta de donativos o traficar con heroína afgana usando a la familia del presidente Karzai. Luego nos dimos cuenta de que lo de la heroína ya estaba en marcha.”