La población de Sidi Mhelo ha resistido a las catapultas de los rebeldes y las fuerzas especiales de la OTAN.

Los F-18 de la OTAN no han podido traspasar la espesa niebla, “como la de un concierto de Héroes del Silencio”, que se extiende sobre la población.

Los informes que llegan de Libia señalan que la pequeña aldea de Sidi Mhelo, en el norte de Libia, todavía resiste a los ataques de las fuerzas de los rebeldes y se mantiene fiel a Gadaffi.

En los últimos seis meses, mientras en Trípoli se celebraba la caída del régimen, las fuerzas rebeldes no han cesado de atacar la aldea de Sidi Mhelo día y noche con sus catapultas y sus flechas incendiarias. Sin ningún resultado, como tampoco lo han tenido los comandos de la OTAN, que han fracasado en su misión de traspasar la empalizada de cedro macizo que rodea el pueblo.

Al parecer se trata de la célebre “Empalizada Wolfrost” de Ikea que también dio problemas a la OTAN en Irak y Afghanistan.

Tampoco los F-18 de la OTAN han podido acercarse a la aldea, debido a la espesa niebla parecida a la de un concierto de “Los héroes del silencio”. El Teniente Oscar Nicero, de la misión española en la OTAN, nos comenta que “la bruma podría proceder de la quema de rastrojos de Skunk y Durban Blue, dos plantas autóctonas de la zona”.

Por el contrario el jeque de la aldea, Mohammed Al Shurantezurix,  comunicó ayer a la ONU mediante paloma mensajera que “tienen 48 horas para que se rinda el resto del planeta” y que “el régimen gadaffista ha mantenido una línea blanda hasta ahora, pero ya nos estamos empezando a enfadar”.

Se rumorea que tras la fuerza sobrehumana de los habitantes del pueblo podrían estar unas pulseras con un holograma de Samanta Fox en su interior, así como cierta bebida secreta hecha a base de té con aceites esenciales y algo de menta.