Su desahucio estaba previsto para el 29 de febrero.
Los monjes dominicos dejaron de pagar la hipoteca el domingo pasado.

Roma, corresponsal.- A tenor de las últimos rumores que corren en Roma, el Papa Benedicto se ha visto obligado a dimitir con efectos al 28 de febrero porque hipotecó el Vaticano en el año 2.007 y le iban a desahuciar a finales del pasado mes de febrero.

Testimonios cercanos al Vaticano, como Giuseppe Diallado, vecino, declaran que los cardenales ya han hecho varios simulacros de desalojo, con o sin ataque terrorista con antrax. “Seguramente para evitar escenas con los antidisturbios rompiéndoles la cara”  dice el Sr. Diallado.

Así mismo según la agencia TAS varios emisarios del Santo Padre se reunieron con la plataforma de afectados por la hipoteca para exponer su caso. Una responsable de la plataforma nos deja ver su ficha de homeless: “Varón, 85 años, habla idiomas, gasta mucho en ropa, va en Rolls Royce o en furgoneta tuneada… No da el perfil de marginado, más bien parece un ejecutivo en un mal momento. Denegar ayuda.

El actual Vaticano fue un regalo de Napoleón Bonaparte al Papa Pío VII. Construido por esclavos eslavos o viceversa, se inauguró en el año 1.809 con las obras inacabadas, y con Miguel Angel terminando de instalar el papel de pared de la famosa capilla sixtina. El edificio se mantuvo practicamente inalterado hasta que Benedicto XVI decidió hacer obras en 2.007: ampliar el spa, cambiar los desagües de la sala de sacrificios y mejorar la bolera.

Un anuncio de TV protagonizado por Maribel Verdú le impulsó a pedir una hipoteca a una conocida entidad bancaria española. Cuentan fuentes cercanas que los trámites se demoraron meses ante la insistencia de Benedicto en llevar las negociaciones sin traductor confiando en su extraño español, que le enseño Juan Pablo II antes de fallecer. Cuando tuvo la hipoteca, dio el célebre concierto de cumpleaños de 240.000 €  para su hermano Georg; eran otros tiempos en el Vaticano y en el mercado inmobiliario.

La hipoteca se hizo impagable en el año 2.012. Como muchas familias, la “familia cristiana” también fue dañada por la crisis financiera y las hipotecas subprime. Finalmente, el descenso de los beneficios del Banco Vaticano (IOR) ha llevado a los dominicos a dejar de pagar la hipoteca.

Estos últimos días los ha dedicado Benedicto a desmontar frenéticamente muebles y hacer paquetes. Que si tres tristes trailers para meter todas las jaulas de monaguillos-bonsai, que si doscientas cajas de sombreros, treinta de mocasines rojos, 350 soldados de plomo suizos a tamaño natural etc.

“Es la primera mudanza de un Papa vivo desde que Gregorio XII se fue a esquiar a Gstaad en 1.412 “ dijo a los medios la encargada del traslado Sor Tanguita.